no te intimida

Hace un año

Publicado: 2011-05-31

Hay algo que va a pasar hoy pero no dire nada. Nada. Nada. Nada.

Sing, Travis

Hace un año, cuando abrí el blog, dije: Bien, probablemente no dure una semana. Mis anteriores blogs, que eran de cine y otras huevadas duraron eso, una semana. Pero esto parecía querer llevar otro rumbo. Pero eso no lo decidí del todo yo.

Ese día subí el primer capítulo de lo que hoy es el Nunca Digas Ja Ja Okas y que, personalmente, me avergüenza. No porque crea que transformar los eventos reales en una novela haya sido un acto irresponsable y mamón, si no porque creo que lo pude haber hecho mejor, pude haber sido más acido, más radical. Apenas tenga tiempo edito la novela y la subo en pdf para los interesados.

Sin darme cuenta, subí una ¿novela? que levanto cierto morbo entre los más cercanos alrededor de 5 meses, alternándola con post aleatorios donde mostraba aquello que quizás en vivo no podía decir. Cosas que me definían en aspectos más privados y que quise compartir de una forma que no quizás a todos les gusto. Hoy, después de todo, puedo decir que no me arrepiento de este recorrido. Puedo decir, que se jodan todos.

Puedo agradecer también a los que, sin querer queriendo, formaron parte de esto. A Francesca Nazareth, a la que convertí en Francis, y a la que aprecio más de lo que físicamente puedo demostrar bajo el temor que me convierta en una estatua de piedra. Gracias por haberme escuchado antes y después de la creación de este blog, aunque ahora ultimo ya no lo leas. Gracias también porque este post iba a ser algo deprimente, una oda a lo que perdí en el camino y por ti termino siendo esto.

A Javier Soto, que se convirtió en Gustavo, por haberme acompañado en esa aventura llamada Nunca Digas Ja Ja Okas cuando no era una novela, sabiendo que estaba metiendo la pata. Igual siempre fue divertido. Y lo sigue siendo.

A Alexandra Takides, que convertí en Alessa, que probablemente me aborrece más de lo que puede demostrar. Pero a la que le pertenece más que a mí la novela anterior. Si la llego a publicar algún día, cosa que no suena tan descabellada como suena, te hare llegar una copia a tu puerta. Aunque no la leas, y la quemes, algún día veras la película que harán sobre el libro. Y podrás demandarme (no, realmente no podrás).

A las Chicas Malas que hoy inspiran de una forma indirectamente directa lo que subo ahora. Quizás, en su momento, me anime a poner nombres reales. Hoy no.

A Isabel Barco, Gian Marco Galarza, los gemelos Valenzuela, Junior Huallpa, Miguen Angel Cervellon y Natalia Della Casa, los únicos de mi promo a los que se me antoja o antojaría dedicar un saludo virtual o físico, y que fueron parte de las historias del blog. No es por mala onda que no cuente al resto, de hecho me caen bien, aunque no todos. Por cierto, hay varios con los que perdí contacto (como con cierto japonés) , los que –quizás- me dejaron de hablar (como cierto japonés) o a los que veo ahora solo como borderlines que me generan vergüenza ajena (como cierto japonés y también un moreno). Aunque igual gracias para ellos. Por ser unos cabrones tan divertidos.

Y sobre todo, a los que llegaron a mi vida gracias a este blog, como Bryggette Huapaya o Yanina Cortez, los que lo leían eventualmente como Arizha Massiel , Lorena Roman , Carolina Purilla, Vallery Pastor y otros a los que espero no ofender por no nombrar. De una forma u otra, escribo basicamente para ellos, son como mi sueldo. De hecho, voy a exigirles dinero ahora por hacer click (me haré rico en un millón de año así). Y sobre todo, gracias a los que nunca han leído el blog. Sobre todo a ellos.

Ahora, no sé cuanto me dure esta manía de escribir, y sobre todo, de subir los textos. Mientras tenga ánimos de hacerlo, esta cueva seguirá disponible para ustedes. Aunque eso no dependerá tampoco de mi, del todo.


Escrito por

lumixxx

Comunicador. Blogger. ¿Escritor? PseudoGeek Cinefilo y futuro director. Quizas periodistas. Quizas vendendor de salchipapas. Casi lo mismo.


Publicado en